Suelo pasar despistada entre los memes, para eso tengo a mi Directora de Contenidos. Pero los hashtags suelen hacerme ruido -por eso soy la de estrategia-. Hoy, haciendo una pausa en mi tolerancia ecléctica, hice -extrañamente- un par de comentarios fuertes sobre el #IceBucketChallenge, me he bañado con agua de deshielo -desde el mismo momento en que pasa a estado líquido-, así que eso de los tobitos de hielo me parecía “una mariquera tropical”.

Un rato más tarde, y con un TL fantástico como el mío, me escribió una persona por privado y comenzó así ” los norteamericanos tienen su forma de hacer las cosas, y aunque culturalmente no los entendamos, parece que les funciona…” ahí seguimos conversando, ya yo acababa de ver a un par de artistas con credibilidad mencionando por primera vez a #ASLS y con el discurso de donar.

Entre una reunión y otra encontré la información. El #IcebucketChallenge nació en 2012, es el fruto de la idiosincracia de fraternidad que tienen los norteamericanos, un tema de retos y amigos. En su momento, el reto era lanzarse el toba de hielo encima o donar 100$ a la asociación que lucha contra la ALS, en español ELA Esclerosis Lateral Amiotrófica. Este año son 10$.

En resumen el #IceBucketChallenge nació cuando el jugador de baseball Pete Frates fue diagnosticado con ASL, y en conjunto con el paciente de la misma enfermedad Pat Quinn -y algunos amigos jugadores, como Corey Griffin que recientemente falleció-iniciaron el reto a través de la fundación de Quinn.

Hoy, este viral, es la herramienta más efectiva para recaudar fondos en la asociación. Al día -21 de agosto de 2014- han recibido más de 31.5 millones de dólares en donaciones, y la opinión pública comienza a sensibilizarse por la enfermedad.

Más datos curiosos

  • Aunque no fue la intención, resulta curioso que el reto trabaje con temperaturas extremas, ya que parte de la sintomatología es que el paciente pierde la sensibilidad ante ellas.
  • Si bien el prejuicio me movió, sigue siendo un llamado de atención al criterio digital -o no- de las audiencias, la forma como se unen a las tendencias sin conocer sus móviles. El hashtag ha estado posicionado en el top 10 mundial y latinoamericano, pero existe una marcada diferencia entre #IceBucketChallenge y #ASLIceBucketChallenge -para esta hora más de 600mil a favor de la etiqueta que obvia el motor del reto: la ASL-.
  • Este año ha sido el de las celebridades, quienes ciertamente han sido los voceros más formales del reto -a ellos no se les olvida donar-.
  • El reto sólo dura 24 hrs -de vigencia una vez te retan-, hemos probado los 6 grados de separación.

 

Fuentes: Mashable, ASL org

Carla Alvarenga
Fundadora y Directora de Estrategia